ESPECIALIZACIÓN PARA ADIESTRADORES PROFESIONALES.

Fundamentos y características generales.

Aun cuando nuestra intención original ha sido la de dirigir nuestra formación a personas que comienzan desde cero en el campo de la conducta canina, nuestro plan de estudio también viene funcionando como foco de atracción para muchos adiestradores profesionales que ya se encuentran insertos en el sector. Aproximadamente un tercio de los alumnos que cursan nuestra formación son adiestradores profesionales. Consideramos que tres son las características de nuestra formación que han despertado el interés de muchos profesionales. El primero es de carácter general y se vincula con el alto nivel académico que presenta nuestra formación, poco común para nuestro sector. En segundo lugar, el desarrollo de un modelo educativo centrado en el análisis funcional de la conducta suele ser otro de los atractivos principales para muchos educadores profesionales. Por último, nuestro enfoque educativo también profundiza en el trabajo con los propietarios. 

Tanto el análisis funcional de la conducta como el trabajo orientado a los propietarios resultan claves a la hora de pararse frente al cliente y, en nuestro sector, se encuentran ampliamente desatendidos a nivel formativo. Paralelamente, esta carencia formativa no es tan fácil de resolver, dado que la calificación en el área que demanda no suele formar parte de la formación a la que han accedido los adiestradores docentes de los cursos que se ofrecen. En otras palabras, el tipo de conocimiento que demanda el análisis funcional de la conducta y el trabajo con los propietarios no suele ser cubierto por la mayoría de los adiestradores que cumplen el rol de docentes en la mayoría de los cursos vigentes. 

Por este motivo, tanto el nivel académico general de los contenidos teóricos, como el análisis funcional de la conducta en particular, como la relación entre educadores y propietarios, aunque existan algunas excepciones, han quedado ausentes en los planes de estudio de las formaciones que se ofrecen. Y cuando se encuentran presentes, es habitual que sean tratados de manera superficial e intuitiva. Consideramos que aquí se ubica una de las grandes falencias formativas que afectan a nuestro sector y, por ende, una de las grandes fortalezas de nuestro modelo y de nuestra propuesta educativa.   

Desde una mirada aérea, los alumnos que transitan nuestro plan de estudio integran conocimientos teóricos y prácticos referidos a las siguientes áreas:

  • Análisis y modificación de la conducta canina y humana.
  • Comunicación entre perros (comunicación intraespecífica),
  • Comunicación entre perros y personas (comunicación interespecífica), 
  • Comunicación entre propietarios y educadores (comunicación intraespecífica),  
  • Enseñanza a perros y personas ante múltiples situaciones cotidianas que involucran la convivencia (educación y convivencia),
  • Entrenamiento en obediencia ante diversos contextos (adiestramiento en obediencia),

(para más información sobre nuestro plan de estudio podés escribirnos a diestramientocanino.af@gmail.com y solicitar el plan 

¡Te esperamos! Somos líderes en formación de educadores caninos…