FORMACIÓN DE NUEVOS ADIESTRADORES

Fundamentos y características generales.

La formación en Adiestramiento Analítico Funcional (AF) ha sido pensada para aquellas personas que desean insertarse laboralmente en el campo del adiestramiento, la educación y la modificación del comportamiento canino.  

Actualmente y a nivel de la población general, se encuentra más popularizada la idea según la cual, la convivencia entre perros y personas, demanda determinados conocimientos y habilidades. Y dado que no todas las personas disponen de los recursos suficientes como para afrontar exitosamente la educación de sus perros de manera autónoma, son muchas las personas que demandan los servicios de un educador canino. 

Como educadores caninos, nuestro objetivo más general, siempre será diseñar y dirigir intervenciones orientadas a la optimización del bienestar de todos los involucrados. Desde una mirada más cercana, el ámbito doméstico a nivel laboral nos demanda habilidades orientadas, tanto a los perros como a las personas. 

Las habilidades en relación con los perros involucran habilidades de análisis, diseño y dirección de intervenciones individualizadas. Esto significa saber qué hacer ante distintos tipos de perros, ante distintas conductas y ante distintos niveles de avance. Algunos ejemplos de estas habilidades complejas son:

      • Habilidades de acercamiento inicial a perros desconocidos.
      • Habilidades de construcción, desarrollo y fortalecimiento del vínculo.  
      • Habilidades técnicas orientadas a la enseñanza de diversas conductas y a la modificación de los comportamientos indeseables más frecuentes (etiquetados habitualmente como hiperactividad, desobediencia, destructividad, ansiedad por separación, fobias, agresión, compulsión, automutilación, celos y hábito sanitario)

Así mismo, también nuestro trabajo demanda habilidades de análisis, diseño y dirección de intervenciones individualizadas orientadas a las personas. En otras palabras, debemos formarnos para saber cómo actuar con las personas ante cada caso concreto. Algunos ejemplos de estas habilidades son: 

    • Habilidades de comunicación con las personas.
    • Habilidades de entrevista y análisis inicial. 
    • Habilidades de diseño y dirección de un proceso de aprendizaje individualizado. 
    • Habilidades para priorizar, coordinar y sincronizar las preferencias de los perros, con las preferencias de las personas.
    • Habilidades para anticipar escenarios futuros en función de los contextos presentes.

Nuestra formación se caracteriza por transcurrir en una atmósfera que integra un alto nivel académico, pero socialmente descontracturado. La modalidad que le imprimimos a cada clase suele integrar la rigurosidad conceptual con un ambiente amistoso, relajado y muchas veces divertido. 

En relación con los contenidos, otra de las características de nuestra formación es el lugar central que le otorga al análisis funcional de la conducta. Se trata de un procedimiento super potente, altamente validado y valorado en el campo de la psicología científica, que viene tardando más de la cuenta para extrapolarse al mundo del adiestramiento. 

También en relación con los contenidos, una tercer característica de nuestra formación es el nivel de detalle con el que abordamos nuestro trabajo con los propietarios. Es una realidad que, tanto el análisis funcional de la conducta como la relación entre educadores y propietarios, han quedado a un costado en la mayoría de los planes de estudio. En algunas ocasiones, estos temas se encuentran incluidos, pero son mencionados de manera superficial y abordados de manera intuitiva. Esta carencia formativa no ocurre, precisamente, porque no se les otorgue la suficiente importancia a estos temas claves de nuestra formación profesional. Por el contrario, la carencia surge, porque el tipo de conocimiento que demandan el análisis funcional de la conducta y el trabajo con los propietarios no suele ser cubierto por la mayoría de los adiestradores que cumplen el rol de docentes en la mayor parte de los cursos que se ofrecen. Por este motivo, consideramos que, el análisis funcional de la conducta y la modificación de la conducta de los propietarios, representan las grandes falencias formativas que afectan a nuestro sector y, por ende, una de las grandes fortalezas de nuestra propuesta educativa.   

(Para más información sobre nuestro plan de estudio podés escribirnos a diestramientocanino.af@gmail.com y solicitar el plan de estudios completo). 

¡Te esperamos! Somos líderes en formación de educadores caninos…